5 Consejos para hacer un mantenimiento correcto de tu cinta de correr y alargar su vida.

23 febrero, 2018 / Blog
5 Consejos para hacer un mantenimiento correcto de tu cinta de correr y alargar su vida.

5 Consejos para hacer un mantenimiento de tu cinta de correr y alargar su vida.

Las cintas de correr son las máquinas de fitness que más se utilizan en los gimnasios. Las ventajas que ofrecen a sus usuarios son las razones por las que su uso es prácticamente continuado (quema de calorías, tonificación de los músculos, mejora del sistema cardiovascular, etc.). su desgaste es elevado y por ello has de preocuparte de la limpieza y mantenimiento de las cintas de correr de tu gimnasio. Por todo ello, en Magire queremos darte 5 simples recomendaciones para saber cómo mantener tus cintas de correr en las mejores condiciones.

  1. Desconexión de la maquina:

Asegúrate de que, en el momento de empezar a limpiar, la cinta esta desconectada de la red eléctrica. De no ser así, cualquier tipo de contacto con zonas eléctricas puede provocar daños en la máquina y, aún más importante, en la persona encargada de la limpieza. Ten en cuenta siempre las indicaciones del fabricante y utiliza siempre productos que no perjudiquen los materiales.

  1. Presta especial atención a los diferentes componentes de la cinta de correr:

El motor, la correa, la banda de deslizamiento y los dispositivos electrónicos requieren de cuidados específicos. Cuando una jornada en el gimnasio termine, es imprescindible quitar el sudor para que no se corroan los circuitos ni se dañen las piezas plásticas. La banda de deslizamiento se debe comprobar haciéndola girar y eliminar cualquier resto de suciedad con un paño.

  1. No debemos olvidar limpiar todas las partes expuestas como los agarres de la consola de ritmo cardiaco o los pasamanos. Estas son zonas que se tocan por muchos usuarios a lo largo del día.
  2. Para evitar que se recaliente el motor y se obstruyan las rejillas de ventilación por el polvo, puedes utilizar un aspirador que retire las partículas y limpie la superficie sobre la que se encuentre la cinta.
  3. Lubrica la cinta de correr:

Esto es de vital importancia porque, de no hacerlo, nuestra cinta puede sufrir una disminución de la fricción de la correa o incluso el sobrecalentamiento del motor.

No olvides explicar a los usuarios del gimnasio cuales son las normas básicas de uso de las máquinas, tales como, utilizar siempre toalla, dejar el equipamiento en las mismas condiciones en las que se encontraba, etc.

Cualquier duda no dudes en ponerte en contacto con nosotros

Dejar un comentario

*Campos requeridos Por favor, rellene los campos obligatorios

*

*